foto-simon-gaviria-sisben-1

Con información del DNP

A pesar de los múltiples llamados que ha hecho el Departamento Nacional de Planeación para que los alcaldes mantengan depuradas las bases de datos del Sisben, en el departamento del Quindío se pudo evidenciar que hay 2026 colados, quienes le podrían estar quitando subsidios a la población que más lo necesita.

Entre octubre de 2015 y agosto de 2016 en municipios del departamento del Quindío se incrementó en un 86 % el número de inconsistencias de personas que ganan más de $3,8 millones al mes y tienen puntajes bajos en el Sisben. Estos casos pasaron de 228 a 424 en los municipios del departamento durante el periodo antes mencionado.

Con corte a agosto de 2016, en el Sisben había 35,8 millones de personas validadas y 384.000 adicionales coladas, es decir, tenían puntajes muy bajos frente a su realidad económica y social.

Habrá castigo a los colados

“Queremos que en Colombia haya una verdadera justicia social, en la que los ciudadanos más pobres sean quienes reciban los subsidios del Gobierno y estos no lleguen a personas que hacen trampa para obtener puntajes bajos. En el Sisben deberían estar personas que hoy no reciben subsidios por culpa de los colados”, dijo el director del Departamento Nacional de Planeación (DNP), Simón Gaviria Muñoz.

El funcionario advirtió que los colados del Sisben saldrán del sistema y perderán los subsidios que hayan obtenido de manera irregular con mentiras sobre su situación económica y social. Además, los tramposos afrontarán procesos legales, lo que también cobijará a los funcionarios públicos que permitan la ocurrencia de irregularidades para otorgar puntajes bajos cuando las personas no los merezcan.

FotoEditadaSisbén1.jpg

Foto: DNP

Habrá contrato social con quienes digan la verdad

Gaviria Muñoz dijo que con la reforma al Sisben se busca firmar un contrato social en el que el Gobierno se compromete a mantener los subsidios por un tiempo fijo sin importar si el puntaje de la persona sube por el uso de la nueva metodología de cálculo que se implementará. En ese contrato social, las personas deben decir la verdad sobre situación económica para acceder al beneficio.

Así, por ejemplo, el puntaje de un hogar que se vea afectado por el desempleo de alguno de sus miembros podría bajar para permitirle acceder a los beneficios que ofrece el Estado. De acuerdo con el DNP, por errores de exclusión de la actual metodología, alrededor de 3,7 millones de personas pobres se encuentran por fuera del régimen subsidiado en salud.

El cronograma de implementación del Sisben IV prevé el levantamiento de información de los hogares en 232 municipios durante 2017. En 2018 el barrido llegará a 358 municipios adicionales y el levantamiento de los 512 municipios restantes se adelantará durante el 2019.

El proceso será suspendido entre enero y julio de 2018, con el fin de prevenir casos de manipulación durante la jornada electoral. El barrido tendrá un costo de $132.000 millones, de los cuales $62.000 millones serán aportados por los municipios.