Por : Álvaro Ramirez Gonzalez

Sería más fácil para mi, calificar la marcha de mańana 26 de septiembre, después de su suceso.

Pero no es ese el propósito de esta columna.

La marcha de mańana será, imagino yo, la primera de muchas más, para mostrarle al gobierno Petro, lo peligrosas y equivocadas que son sus políticas.

Para mi gusto esta marcha es apresurada.
Y creo que será concurrida, pero muy lejos de ser apoteósica.

Hasta la fecha, el gobierno Petro y sus desarticulados y erráticos ministros, no han hecho más que anuncios.
Muy pocas reformas se han materializado en el Congreso.

Lo único que ya entró en vigencia es la llamada a calificar servicios de los 70 altos mandos de las FFAA.

Y la ola de ocupaciones e invasiónes de tierras urbanas y rurales privadas, como si se tratara de una política del nuevo gobierno.

Ya son 19 departamentos los que en 50 días del mandato Petro, están sufriendo las ocupaciones ilegales y violentas de tierras.

Y la total indiferencia e inasistencia de las FFAA.

Esto no puede ser una coincidencia.
Es demasiado evidente que todo este fenómeno parece calculado y orquestado desde el palacio de Nariño.

Y 54 masacres en 50 días de Petro
Están en cosecha!

Pero las demás reformas no están vigentes aún ; la tributaria que ya fue presentada en el congreso, está siendo objeto de ajustes y conciliaciones con los gremios afectados y los partidos políticos.

Petro en sus delirios de emperador, pretende refundar y reconstruir un país que ya está fundado y construido.

Lo lógico para un gobernante sensato, es mantener y cultivar lo que funciona bien.

Y focalizar los cambios y las reformas en los asuntos que funcionan mal.

Pero desbaratar todo un país para volverlo a fundar?
Suena delirante.!

Para que destruir un sistema de salud que llevamos ajustando 30 ańos y que por fin está dando magníficos resultados en cobertura ( 94%) y aceptables en calidad ?

Qué sentido tiene, meterle la mano al sistema pensional colombiano?

Colpensiones nació para recoger al ISS, quebrado y saqueado por la corrupción de los políticos.

Y sobrevive por que el presupuesto nacional – léase nosotros los colombianos – pagamos cada ańo con nuestros impuestos ese faltante, y sostenemos a Colpensiones.

Los fondos privados de pensiones, que ya sostienen 251.000 pensionados y donde 18.000.000 ahorran para su pensión son manejados con criterio muy empresarial y están blindados contra él saqueo.

Para que desbaratar todo eso Petro?
Para montar un sistema público de pensiones de nuevo?

Para que se lo roben los políticos como en Argentina donde los pensionados se mueren de hambre y de inasistencia médica?

Cómo suspender la exploración petrolera?
Y la del gas?
Y la del carbón?

El país no tiene un combustible para reemplazar el gas, el más barato de los combustibles, que lo usan todos los días 41 millones de colombianos.

Ni manera de reemplazar los ingresos del petróleo y el carbón para el Estado y las regalías para las regiones.

Son el 20% de los ingresos totales del Estado colombiano.

Que puede traer la suspensión de la fumigación de la coca?
Pues más coca sembrada.
Y con ella más desistitucionalización y muertes.

Para que subir la gasolina?
Por qué no seguir manejando el fondo de estabilización de los combustibles como lo han hecho los últimos gobiernos ?

Para que darle ese garrotazo innecesario a la gente pobre?

La repartija de tierras no le sirve a los campesinos.
Para nada.

Mejor hacerles distritos de riego para sus cultivos, cooperativas de producción, créditos subsidiados y con plazos largos, centros de acopio, vías terciarias, y cien estrategias más útiles para fortalecer la agricultura minifundista, que la propia repartija de tierras.

Para que volver tan poco flexible el régimen laboral colombiano?

Para que convertir en enemigos a empleadores y empleados?

La marcha es para que Petro la vea y la sienta.
Pero no lo va a asustar.

Pero si va a animar y a construir una fuerza cada vez más creciente de oposición.

Le va a mostrar una fortaleza y una luz de esperanza a ese medio país que no votó por Gustavo Petro.

Y la marcha tiene que ser para que la vean y la entiendan César Gaviria, Omar Yepes y Dilian Francisca Toro, jefes del Liberalismo, del Conservatismo y del Partido de la U, para que entiendan que no pueden ser parte de este gobierno detrás de unos puestos.

Deben seguir el ejemplo de Vargas Lleras y su partido Cambio Radical.

Sin todos estos partidos, apoyándolo, las reformas Petro no pasarán.

La marcha tiene que decirle a esos partidos que no pueden entregar el país por unos puestos .

En manos de ellos, está modular, ajustar y corregir todas estas locuras.

Y detener la destrucción económica, social e institucional del país!

alragonz@yahoo.es