vendedores-de-perecederos

La problemática de invasión del espacio público con ventas informales de perecederos y cacharro involucra a la administración municipal y a todos los ciudadanos afirmó el secretario de Gobierno y Convivencia, Eduardo Orozco Jaramillo. Si los armenios siguen comprando los productos en la calle no se podrá frenar el incremento del comercio informal, enfatizó el funcionario.

Después de 400 operativos de incautación de mercancía y de un trabajo constante del equipo de espacio público de la dependencia, que incluso recibe agresiones físicas, es necesario replantear el trabajo de control y enfocar los esfuerzos a definir una estrategia más amplia para hacer frente a la situación, indicó Orozco Jaramillo. Por ello estamos trabajando con la Universidad del Quindío para actualizar la caracterización de vendedores ambulantes, porque el censo de 1081 personas dedicadas a esta actividad no responde a la realidad, indicó el secretario.

Es necesario definir si entre el grupo informal del comercio se encuentran personas víctimas del desplazamiento forzoso para proponer al gobierno nacional que se financie un programa especial de atención a esta población, a partir de los recursos que se destinen al posconflicto, y facilitar su vinculación al mercado laboral formal, puntualizó Orozco Jaramillo.