descarga

Es uno de los congresistas más destacados a  nivel nacional, Mario Castaño Pérez juega en las grandes ligas.

En menos de dos años, el hijo de Pacora al norte de Caldas Mario Castaño Pérez, logró lo que infinidad de personas vinculadas al medio político y público no han conseguido en muchos años, escalar posiciones y encumbrarse como uno de los congresistas con mayor aceptación, además de respeto, en los pasillos, despachos oficiales y el Congreso de la República.

Castaño Pérez es uno de los congresistas con mayor referencia en los debates como ponente del Presupuesto Nacional e impulsor de grandes proyectos para su departamento. Precisamente promediando el mes de septiembre el ministro de Hacienda Mauricio Cárdenas despertó la atención de los colombianos al resaltar las cualidades del dirigente caldense como ponente del Presupuesto Nacional, al que considero como “impecable”, sus calificaciones fueron muy altas, allí, Castaño Pérez pudo ratificar sus conocimientos en esa materia que domina a la perfección como experto en contaduría pública. Se podría decir que el representante no está lejos de ocupar un primer plano en el Senado de la República, igual como lo hizo el gran jefe Liberal Víctor Renán Barco, quien fue uno de los grandes símbolos del análisis de la economía nacional.

Castaño Pérez fue el gestor para la consecución de 84 mil millones de pesos para Caldas invertidos en obras de infraestructura provenientes de la venta de Isagen.

Un presupuesto de alto contenido para su región y al cual tiene dentro de sus objetivos hacerle un permanente seguimiento. La educación, la salud de los caldenses, el tema de infraestructura, la veeduría al proyecto de AeroPalestina, son objetivos centrales en su trabajo. Hoy el congresista estructura su grupo de trabajo para encarar las próximas elecciones donde será candidato al Senado de la República.