Por: Kenneth Torres / Blu Radio

RAM_ Luego del paso de la tributaria en el Congreso de la República, el pulso ahora es por la reforma política, que inicia su trámite este martes en la Comisión Primera de la Cámara de Representantes, en una audiencia que se desarrollará en el salón de la comisión, para posteriormente ser debatida.

Este es el tercer debate que se adelantará en el Congreso, que trae temas como la financiación de las campañas, permitir que los congresistas puedan renunciar a su curul para ser ministros del Gobierno, entre otros.

Los ponentes adelantaron una reunión en los últimos días y en este encuentro se hablaron de otros temas que han causado polémica en diferentes sectores.

“Concluimos y conversamos que ninguno de los temas será vetado, que todos los temas serán traídos a la mesa y se discutirán. (…) Uno, revivir el voto obligatorio que sea incluido en la reforma política; dos, establecer una segunda vuelta para las elecciones de alcaldes en ciudades mayores a dos millones de habitantes; y tres, ampliar los periodos presidenciales del Congreso, asambleas, concejos, gobernadores y alcaldes de cuatro a cinco años”, señaló el representante del Pacto Histórico Heraclio Landinez, quien es uno de los ponentes del acto legislativo.

En el encuentro también se tocaron temas como la lista cerrada, la lista paritaria, financiación estatal, entre otros.

“Esperamos así hacer lo propio en la Cámara de Representantes esta semana, para que el proyecto de acto legislativo tenga su segunda vuelta al inicio del próximo año”, agregó el presidente de la Comisión Primera de la Cámara de Representantes, Juan Carlos Wills, del Partido Conservador.

Otro de los temas que también será debatido en la Cámara tiene que ver con lo aprobado en el Senado, en la restricción para no incurrir en doble militancia: uno es que reduce de 12 a seis meses, antes del primer día de inscripciones, la obligación de renunciar a la curul a quienes quieran presentarse por un partido distinto en la siguiente elección, y el otro tema tiene que ver con el que obliga a quien renuncien a la curul, que también tenga que hacerlo al partido en el que están.