procuraduria_1351733493_1371764643

Desde hace tiempo la elección de un alto funcionario del Estado no generaba tanto interés como la del nuevo procurador general, la cual está prevista para el jueves de esta semana, en el Senado.

María Mercedes López, Fernando Carrillo y Jorge Fernando Perdomo han tenido varias semanas para moverse en el Senado tratando de ganarse el favor de los congresistas, los cuales definirán quién reemplazará al exprocurador Alejandro Ordóñez.

El interés en la elección del Procurador se centra en tres razones: la primera es qué le sucederá a Ordóñez, uno de los funcionarios más polémicos de los últimos años y quien casó varios enfrentamientos con el presidente Juan Manuel Santos, especialmente por sus críticas al proceso de paz con las Farc.

Los cuestionamientos de Ordóñez llegaron al punto de que cuando el Consejo de Estado anuló su elección, en septiembre pasado, el saliente funcionario sentenció: “Se acaba de cumplir el primer pacto de La Habana: la expulsión del Procurador”.

Fueron varios los pronunciamientos de Ordóñez contra lo pactado con la guerrilla, y hoy día, luego de salir de la Procuraduría, se ha convertido en uno de los principales interlocutores con el Gobierno en la búsqueda de un diálogo nacional que le abra espacio político al Acuerdo Final.