iii

Y las cuentas de algunos 

Las tres semanas que restan para las elecciones del 11 de marzo, serán de un toma y dame sencillamente impresionante como ocurre en el futbol, cuando los dos equipos se tranzan en una verdadera lucha en cada portería por conseguir el gol.

Por José Octavio Marín Naranjo 

Las apuestas que se hacen en las calles del departamento vaticinan que las tres curules para la cámara serán para Cambio Radical, partido Liberal y Centro Democrático, olvidándose que los verdes e inclusive el Mira igualmente juegan, principalmente esta última corriente que cuenta con una excelente candidata al senado y tres de sus alfiles en la lista a la cámara baja.

Seguramente los analistas hacen estas reflexiones a través de cuentas, cifras y resultados anteriores lo cual les permite hablar con cierta holgura dentro de la libertad de expresión que por fortuna aun disfrutamos en Colombia.

Pero así los grupos partidistas distintos a los mencionados cuenten con un buen número de calificados ciudadanos en sus listas, la realidad es que las mayorías siempre serán las mayorías guste o no guste.

Y en ese entorno las cifras jamás fallarán.

Las cuentas de algunos

Hoy los expertos aseveran que el umbral para poder aspirar a una curul a la cámara en el Quindío, no podrá ser inferior a los 29 mil sufragios, días antes de comenzar el debate se hablaba y aún se habla de 32 dos mil votos.

Si revisamos ese comportamiento, encontraríamos que Cambio Radical tiene la suficiente vitamina para asegurar un puesto con Sandra Paola Hurtado quien trabaja según sus asesores por lograr más de 30 mil votos, Atilano Alonso Giraldo que espera estar cerca de los 24 mil que sumó cuatro años atrás, y John Edgar Pérez de quien se dice ajustaría aportando un buen número de votos, con esas cuentas alegres, de ser ciertas, más lo que sume CR, no solo tendrían un cupo sino que arriesgarían una segunda curul. Soñar no cuesta nada.

De los liberales el panorama que hoy se refleja es de un mano a mano entre Luciano Grisales y Anuar Osvaldo Oyola. Luciano tuvo un poco menos de 24 mil votos en las anteriores elecciones, mientras Anuar sale por primer vez al ruedo, en su estructura se dice que va por cerca de los 25 mil votos que sumados a los probables 23 de Luciano arrojaría una cifra cercana a los 48 mil, el joven Avendaño se dice, que podría aportar 2 mil votos. Aquí se tendría una segunda curul obviamente esperando el volumen del partido que deberá ser interesante. Mientras por CD la incertidumbre aflora por algunas razones. Libardo Taborda se supone tiene que ser el mayor aportante de votos, sin embargo, quienes están cerca, dicen que lo ven bajo de nota, Libardo es un hombre de 15 mil sufragios tradicionalmente. Fabio Olmedo Palacio viene llenando escenarios, de su cifra los analistas le calculan 6 mil.

Un palo en el camino

Se cree que la gran sorpresa en CD la podría dar el abogado Diego Javier Osorio quien surge hoy con grandes opciones,  gran empuje en medio de una campaña donde apareció frágil pero que ahora tiene otros condimentos que le abren espacio a su gran posibilidad de ser representante.

Diego Javier gusta como persona y candidato, tiene carisma, ángel, sabe hablar, es pintoso, fresco, aborda los temas con propiedad, es un hombre de hogar, firme en sus principios, convencido que mucho le puede aportar al departamento,  encontrando el respaldo seccional. A parte de esa sumatoria, surgen versiones según las cuales gran parte de los seguidores de Centro Democrático a los que  llaman pura sangre, lo van acompañar firmemente en las urnas como una expresión de rechazo a los otros dos aspirantes; recordemos igualmente que al abogado Grancolombiano se le unió una fuerte corriente del partido Conservador. Diego Javier a semanas de elecciones, le dio un giro inesperado al partido del expresidente y ahora senador Álvaro Uribe Vélez.

Sin querer ser más papistas que el mismo papa, el panorama finalmente arroja como resultado como ya lo expusimos semanas atrás, que cada partido deberá sacar una curul, pero que sorpresas tiene la vida, y entre esas sorpresas que uno de ellos podría, ojo, podría acaparar dos curules.

El mano a mano está casado en CR con Sandra Paola Hurtado y Atilano Giraldo, igualmente entre Luciano Grisales y Anuar Oyola sin desconocer que el uribismo suma un buen nicho de votos en el departamento del Quindío suficientes para disputar una curul.